Los aditivos son productos químicos que se agregan al combustible para mejorar el rendimiento del motor y forman una parte importante de la fórmula para desarrollar los combustibles que después se comercializan. Este desarrollo no tiene restricciones en cuanto a los beneficios que pueden aportar, por eso se pueden mejorar sus formulaciones y conseguir compuestos químicos más avanzados para utilizarlos en los carburantes.

Al añadir un aditivo se mejora la combustión, lubricación y limpieza de los inyectores y evita la corrosión que se produce dentro del motor.

Stanadyne reduce el consumo de combustible hasta cerca del 10%, ahorrando costes de mantenimiento de las flotas de vehículos

Los aditivos ayudan a su vez a que el consumo de combustible sea menor.

La misión de un aditivo de calidad es especialmente importante en motores con inyección common-rail de alta presión, que pulverizan el combustible a través de los inyectores para mejorar el rendimiento del motor. Es vital que los inyectores funcionen de manera correcta, ya que la pulverización del gasoil debe ser la adecuada y su distribución por la cámara de combustión, homogénea. Así es como se consigue una combustión óptima del carburante.

Los aditivos ayudan a que el consumo de combustible sea menor.

A la hora de reducir el consumo de combustible, hay una tercera propiedad de los aditivos que se suma a la de limpieza de los inyectores y la de mejora del índice de cetano. Se trata de la mejora en la fricción, que junto a las dos anteriores son la base del ahorro en carburante.

Los aditivos para diésel de Stanadyne han sido probados por grandes fabricantes, testados para conseguir el mejor rendimiento en pruebas independientes y sirven para cualquier tipo de motor de combustible diésel.

Imprefil distribuye con éxito en el mercado el aditivo para diésel Fuel Performance Formula de Stanadyne, empresa líder mundial en el diseño y fabricación de sistemas de diésel y combustible de gasolina. Stanadyne mejora el consumo en vehículos o maquinaria industrial o agrícola y alarga la vida de los motores evitando los humos negros y protegiendo los inyectores.

El mejor aditivo para todas las estaciones del año, ayuda a prevenir la congelación del combustible en época de frío

Stanadyne Fuel Performance Formula distribuido por Imprefil es el mejor aditivo para todas las estaciones del año al ayudar a prevenir la congelación del combustible en época de frío y reducir su consumo hasta un 9,6%. Disponible en formatos de 250 y 500 ml. Stanadyne ofrece los siguientes beneficios:

  • Limpia y lubrica el sistema de inyección.
  • Mejora el consumo y recupera el rendimiento del motor.
  • Mejora el índice de octanos, y hace que el arranque y el funcionamiento del motor sea más suave.
  • Reduce los humos y la emisión de partículas.
  • Desemulsiona el agua que se encuentra en el gasoil, para mejorar la eficacia del Filtro/Separador.
  • Ayuda a prevenir la congelación del combustible que se produce en temporadas frías.
  • Es compatible con el Biodiesel y con diésel con bajo contenido en Azufre, reduciendo el desgaste de los equipos que usan estos tipos de combustibles.
  • No contiene alcohol con lo que se evita la corrosión y el desgaste.
  • Ayuda a reducir la formación de partículas manteniendo los filtros APF y DPF limpios por más tiempo.
  • Ayuda a un arranque más rápido y fácil en clima frio (cuando el combustible puede gelificarse) o en condiciones calientes (cuando la viscosidad es baja).

Los aditivos para diésel de Stanadyne son los únicos en el mundo que han sido probados previamente por grandes fabricantes, testados para conseguir el mejor rendimiento en pruebas independientes y sirven para cualquier tipo de motor de combustible diésel.

El Fuel Performance Formula de Stanadyne protege el motor diésel de cualquier vehículo o maquinaria y mejora su rendimiento durante todo el año.


Ver Nota de prensa :: Catálogo


Categories: Noticias